Noticias

LOS GRANDES VUELVEN A ALMERIA KATUSHA, TAMBIEN EN LA CLASICA

Por: 11 Diciembre, 2016 Sin comentarios

La Clásica de Almería confirma su acuerdo con el equipo Katusha Alpecin para disputar la carrera el próximo 12 de febrero. Supone la tercera confirmación de un equipo de la máxima categoría del ciclismo mundial (UCI World Team) tras la de Orica BikeExchange y Lotto Soudal.

Habituales en las últimas ediciones de la carrera almeriense (en 2016 fueron segundos con Alexey Tsatevitch), para la temporada 2017 el quipo cambia su nacionalidad de rusa a suiza y suma a Alpecin como patrocinador en un proceso de internacionalización de la estructura y la imagen del equipo que va acompañado además con un importante esfuerzo en materia de fichajes, incorporando a ciclistas del nivel de Tony Martin, Robert Kiserlovski, Jose Gonçalves o Reto Hollestein y a los jóvenes talentos Mads Würtz Schmidt, Rick Zabel y al campeón del mundo del mundo Sub-23 en contrarreloj Marco Mathis.

Después de una temporada 2015 en que acabó segundo en el ranking mundial, tras el equipo español Movistar que se alzó con el trofeo al mejor equipo del mundo, en 2016 Katusha se apuntó 25 victorias, 13 de ellas por parte de Alexander Kristoff (4 etapas en el Tour de los Fiordos, 3 en el Tour de Qatar, 2 en Omán, una etapa de los Tres Dias de La Panne, una en el Tour de California y otra del Tour de Noruega y la clásica alemana Eschborn-Frankfurt), además de subir al más alto peldaño del pódium en etapas de las tres grandes vueltas. Rein Taramae ganó en el Giro, Ilnur Zakarin en el Tour y Sergey Lagutin en la Vuelta a España. Taramae ganó además la segunda etapa y la general final del Tour de Eslovenia, donde también triunfo su compañero Alexander Porsev, que se llevo la cuarta y última etapa. Zakarin por su parte también sumó la sexta etapa de la Paris-Niza mientras que Alexey Tsatevitch hacia lo propio en la séptima etapa de la Vuelta a Cataluña. La cuenta del equipo se cierra con la actuación de Anton Vorobyev en el Circuito de Sarthe donde se llevo dos etapas y las victorias en los campeonatos nacionales rusos de Pavel Kochetkov, en ruta y Sergei Chernetckii en contrarreloj.

Y mirando ya a 2017, y tras la retirada de Joaquim Rodríguez que cuelga la bici tras 6 temporadas defendiendo los colores de Katusha, parece claro que el liderazgo del equipo recaerá en las poderosas espaldas de Alexander Kristoff e Ilnur Zakarin. El primero, ya una figura del pelotón internacional y uno de los sprinters más potentes del mundo, el segundo la joya del ciclismo ruso, que con 27 años se plantea ya como un candidato claro al triunfo en la general final de cualquiera de las grandes vueltas donde ya ha protagonizado grandes actuaciones, como por ejemplo, la realizada en el Giro de Italia de 2016 donde sufrió una gravísima caída en la antepenúltima etapa que le obligó a retirarse cuando era quinto en la general y amenazaba las posiciones de pódium.

Por su parte Kristoff es la punta de lanza del equipo en las clásicas y en las llegadas masivas. No en vano y pese a ser todavía relativamente joven (29 años), se ha apuntado ya nada menos que 56 victorias en sus 9 años como profesional, algunas tan importantes como su triunfo en la Milan-Sanremo de 2014, donde tras una durísima jornada de 294 kilómetros bajo la lluvia, derroto al sprint a Fabian Cancellara y Ben Swift y a algunos de sus más grandes rivales como Mark Cavendish, Peter Sagan, Andre Greipel o Juanjo Lobato. Además, ese mismo año se impuso también en la Clásica de Hamburgo y en dos etapas del Tour de Francia.

Tras esto, en la temporada 2015 no se quedó atrás y consiguió su segundo monumento al alzarse con la victoria en el Tour de Flandes. La carrera se decidió cuando aun restaban 28 kilómetros para la meta y justo al coronar el muro de Kruisber/Hotond, donde Niki Terpstra atacaba y Kristoff era el único corredor del grupo en responder al ataque del campeón holandés entrando inmediatamente a colaborar en los relevos lo que les permitió abrir un pequeño hueco de unos 30 segundos que resultó ser insalvable para el grupo perseguidor donde entraban al relevo corredores de la talla de Greg Van Avermaet, John Degenkold, Peter Sagan o Zdeněk Štybar. Finalmente, después de 264 kilómetros, Kristoff imponía de manera clara su superior punta de velocidad en la meta de Oudernnarde y derrotaba a su compañero de escapada para llevarse la carrera flamenca.
No contento con eso, tres días después se adjudicaba los Tres Días de la Panne de 2015 y en agosto del mismo año el Gran Premio de Plouay.

En 2016, pese a que no ha tenido triunfos de tanto prestigio ha ganado 13 carreras, empatando en número de triunfos totales con Bryan Coquard (4º en la pasada edición de la Clásica de Almería 2016), siendo ambos solo superados por Peter Sagan, que con 14 triunfos ha sido el corredor más laureado de la temporada, además de alzarse al número uno del ranking mundial.

Si Alexander Kristoff es la apuesta en las clásicas, Ilnur Zakarin lo es las grandes vueltas. El corredor ruso, que estuvo en la pasada edición de la Clásica de Almería, ha completado una temporada 2016 de mucho nivel que lo ha aupado al reducido grupo de aspirantes a luchar por la general final de las tres grandes. Pero fue ya en 2015 cuando dio la primera muestra de su calidad. Pese a que había ganado ya algunas carreras menores y el campeonato de Rusia en contrarreloj, dio la gran sorpresa en el Tour de Romandia, donde llego a la contrarreloj final como líder y aunque sufrió un problema mecánico que le obligo a cambiar de bicicleta, defendió la clasificación general que amenazaba su compañero Simon Spilak, que se había perfilado como gran favorito a la victoria final, y parando su tiempo a solo dos segundos de este se llevo la victoria en la vuelta suiza donde le acompañaron en el pódium el mismo Spilak (2º) y Chris Froome (3º).

Aunque, sin duda, su gran año has sido 2016. Tras su debut con un tercer puesto en la Vuelta a Murcia y estar en la Clásica de Almería, se llevó la sexta etapa de la Paris-Niza y después de quedarse fuera del pódium del Tour de Romandía 2016 por apenas tres segundos, llegó al Giro de Italia en un estado de forma optimo para disputar la general de la gran ronda italiana por la que estuvo luchando hasta que en la decimo novena etapa sufrió una durísima caída que le obligó a retirarse cuando estaba cerca de acceder al tercer cajón del pódium.

Después de la recuperación y pese a no llegar todavía en la mejor forma, reapareció en el Tour de Francia donde tras pasar unos primeros días duros, estuvo con los mejores en la montaña y consiguió llevarse la decimoséptima etapa tras un fuerte ataque al que no pudo responder el líder de la montaña, Rafal Maika, que junto a Jarlinson Pantano viajaba con él en el terceto de cabeza.

Pero si Ilnur Zakarin y Aleksander Kristoff son la primera línea de Katusha, otros corredores de sobrado nivel y experiencia son la base de la solidez de un conjunto que le ha permitido a la escuadra rusa estar entre los mejores equipos de la elite del ciclismo mundial. En sus filas destacan los veteranos Alberto Losada y Ángel Vicioso (ganador entre otras de la Vuelta a Asturias de 2008, la Vuelta a la Rioja 2010 y de una etapa en el Giro de Italia en 2011). También Simon Spilak (ganador del Tour de Romandía 2010, el Tour de Suiza en 2015 y ganador de etapa en Dauphine en 2014), Rein Taaramae (vencedor del Tour de L’ain en 2009 de una etapa en la Vuelta a España en 2011, de la Vuelta a Burgos y el Tour de Noruega en 2015, y en esta pasada temporada venció en el Tour de Eslovenia y en la penúltima etapa del Giro de Italia), Eduard Vorganov (ganador de la Clásica de Almería en 2007) o la joven promesa colombiana Jhonatan Restrepo de 22 años.

Por si esto fuera poco, en 2017 Katusha Alpecin sumará a sus filas a Tony Martin, 4 veces campeón del mundo de contrarreloj, ganador de 5 etapas del Tour de Francia, de dos ediciones del Tour de China y de 3 del Tour de Belgica, del Eneco Tour en 2010 y de la Paris-Niza en 2011. A sus 31 años suma ya 60 victorias como profesional y es, sin duda, uno de los corredores más potentes del pelotón lo que ha demostrado en múltiples ocasiones tanto en la lucha contra el crono como en maratonianas escapadas en solitario que han puesto en jaque al pelotón en más de una ocasión.

Para la próxima temporada y procedente del equipo BMC, llega el joven esprínter Rick Zabel, gran promesa alemana de tan solo 23 años. Es hijo del mítico Erik Zabel, sin duda, junto a Mario Cipollini, el gran esprínter de los años 90 y ganador en 6 ocasiones del maillot verde del Tour de Francia. A su corta edad es uno de los nuevos talentos que amenaza con dominar las llegadas masivas en los próximos años y aunque no ha conseguido aun grandes victorias se espera todo de él.

Y otra promesa es Marco Mathis, de 22 años, y actual campeón del Mundo en contrarreloj Sub 23 tras su victoria en los pasados mundiales celebrados en Doha y que llega al equipo desde el Rad-Net Rose Team alemán y que ha firmado contrato con Katusha para las dos próximas temporadas.

No hay duda, que la presencia de Katusha Alpecin en la XXX Clásica de Almería es otra muestra más del nivel que la edición de 2017 desplegará en las carreteras de la provincia andaluza el próximo 12 de febrero y que ya va perfilándose en la lista de equipos inscritos que con Lotto Soudal, Orica BikeExchange, Gazprom Rusvelo, Wanty Groupe Gobert y esta nueva incorporación se prepara para alinear en la salida a alguno de los mejores ciclistas del mundo.
Con respecto a Katusha, y atendiendo a la calidad de la plantilla y a la potencia de sus hombres rápidos, ya sea Rick Zabel o Alexander Kristoff quien esté en Almería el próximo mes de febrero, se postula claramente como un gran aspirante al triunfo final del que tan cerca se quedó en 2016.