Clásica de Almería

14 Febrero
2021

Clásica de Almería

14 Febrero
2021

XXXIV Clásica de Almería

Giacomo Nizzolo enamora con su primera Clásica de Almería

 

La trigésimo cuarta edición de la Clásica de Almería (1.Pro) prometía una jornada de ciclismo eléctrico con la pelea de los mejores trenes de lanzadores del mundo por colocar a sus hombres rápidos en la mejor posición posible para disputar la volata de la Avenida Juan Carlos I de Roquetas de Mar. Ya desde el banderazo de salida, a las afueras de Puebla de Vícar, quedó claro que ninguno de los equipos con opciones estaba dispuesto a permitir que las fugas complicaran en exceso las cosas y, tras un final accidentado y muy tenso, Giacomo Nizzolo, actual campeón de Europa, se llevaba un triunfo importantísimo para él y para su equipo.

Apenas se habían cubierto los primeros kilómetros de carrera cuando un quinteto formado por Robbe Ghys (Sport Vlaanderen-Bloise), Luis Ángel Maté (Euskaltel-Euskadi), Alex Molenaar (Burgos-BH), Davide Bais (Eolo-Kometa) y Oier Lazkano (Caja Rural-Seguros RGA) conformaron el quinteto que iba a protagonizar la escapada del día. Por detrás de ellos, el eritreo Amanuel Ghebreigzabhier (Trek-Segafredo), en una reacción que parecía llegar tarde a todas luces, comenzó una labor de caza que, pese al gran terreno perdido inicialmente, acabaría dando sus frutos en plena ascensión al Alto de Celín (2ª categoría), primera dificultad montañosa del día, y lugar donde se uniría el sexteto que, a esas alturas, contaba con una ventaja de 3:25 sobre un pelotón en el que trabajaban los hombres de UAE-Emirates Deceunick-Quick Step.

Los lugartenientes de Fernando Gaviria Álvaro HodegFlorian Sénéchal y Mark Cavendish mantuvieron en todo momento al sexteto bajo control, no permitiendo que la distancia de los fugados se fuera nunca más allá de los tres minutos y medio y neutralizando la escapada mucho antes de lo que suele ser habitual en estos casos.
En esta apuesta pudo jugar un factor muy importante el viento. Mientras la carrera transitaba por su montañosa primera mitad, el aire apenas se dejaba notar, pero llegaban preocupantes informaciones desde la línea de costa avisando de que la tranquila mañana con la que el pelotón había amanecido en Roquetas de Mar, donde su ubicaba el cuartel general de la carrera, había dado paso a un día soleado, sí; pero también ventoso.

De hecho, el anemómetro iba indicando cada vez una mayor intensidad del aire a medida que el pelotón se iba acercando a la orilla del Mediterráneo. Para entonces, se había formado ya la segunda fuga del día, en la que se metieron Ángel Madrazo (Burgos-BH), Samuele Zoccarato (Bardiani-CSF), Ibon Ruiz (Kern Pharma) y Samuele Rivi (Eolo-Kometa). El cuarteto llegó a contar con un minuto de ventaja, pero nada más girar a la izquierda y dejar el mar en el flanco derecho, Astana, un equipo siempre amante de ese tipo de situaciones, se colocó en cabeza, aceleró el ritmo, puso el pelotón en fila india y acabó echando abajo el sueño de los corredores españoles e italianos.

Desde ese momento, el Qhubeka-Assos pasó a posiciones protagonistas. Su jefe de filas, Giacomo Nizzolo tenía buenas piernas y quería demostrarlo. Junto a ellos, Deceuninck-Quick Steop UAE-Emirates trataban de no perder sus posiciones de privilegio, al menos, hasta llegar al circuito final en Roquetas de Mar, mucho más protegido del aire que la expuesta carretera que desembocaba en el municipio.

La tensión fue en aumento a cada kilómetro. El grupo, todavía numerosísimo, entraba en ese bucle final, con dos pasos por línea de meta antes del sprint final, a toda velocidad y, como suele suceder en estos casos, las caídas fueron inevitables.

La primera de entidad fue la protagonizada por Iván García Cortina (Movistar) y Álvaro Hodeg (Deceuninck-Quick Step), que terminó con el colombiano fuera de carrera y el asturiano sin opciones aunque, por fortuna, sin consecuencias de gravedad para él.

Pero al Wolfpack todavía le faltaba recibir otra dosis de mala suerte con una avería de Mark Cavendish que dejaba al británico fuera de la pelea, lo mismo que le sucedía, casi de forma simultánea, a uno de los grandes favoritos: Fernando Gaviria.

Así las cosas, ya en la recta final, se lanzó un precioso sprint en el que Nizzolo superó claramente a Sénéchal y Martin Laas, que volvió a colocar a Bora-hansgrohe en el podio de la Clásica de Almería después de dos años de dominio con Pascal Ackermann.

Giacomo Nizzolo: “Estoy muy contento. Comenzar la temporada así es estupendo. El final ha sido muy complicado por el fuerte viento y la tensión con la que estábamos viajando. Es una buena victoria para iniciar bien el año y es un triunfo me da moral. Estoy muy agradecido al equipo por su gran trabajo. Además, esta victoria refuerza el buen trabajo que hemos hecho en pretemporada. El viento ha condicionado bastante, ha creado un poco de estrés en la parte decisiva. Obviamente, ha sido un poco complicado librar esas fuertes rachas, pero mi equipo me ha guiado perfectamente y por eso también estoy contentísimo. Además, me da confianza para el primer objetivo del año que serán las clásicas”.

ITINERARIO

Ver Itinerario

Últimas Noticias

La Clásica de Almería, en directo de principio a fin

Puebla de Vícar acoge mañana la salida de la XXXIV Clásica de Almería que, tras algo más de 180 kilómetros de pedaleo, llegará a la ya tradicional línea de meta de la Avenida Juan Carlos I de Roquetas de Mar, donde los mejores sprinters del pelotón internacional...

ALTIMERTÍA

Ver Altimetría

Palmarés

EQUIPOS

Ver Equipos

Patrocinadores Institucionales

Patrocinadores

Ayuntamientos colaboradores

 

 Adra   Balanegra   Berja    Dalías   El Ejido

 

 

Colaboradores